Cumpleaños Muzungu

Maneras de celebrar un cumpleaños hay muchas, unas mejores y otras peores. Lo que esta claro es que nuestro amigo Yuri no va a olvidar el día de su 24 cumpleaños.

Días previos

22 de Septiembre de 2019, llegamos a nuestro campamento base. Dejamos las cosas y reservamos una excursión a la aldea Masai situada al lado del campamento.Nos presentan a una tal Brandice, que será nuestra guía en los safaris de los próximos días.

Esta chica es de la tribu Masai, justamente pertenece a la tribu que vamos a conocer. Una chica muy simpática que nos fue explicando curiosidades sobre su aldea. Nos presentó a Ben, el jefe de la aldea, que nos acompañó durante todo el recorrido. Estuvimos viendo dónde viven, las casas y diferentes edificios de la tribu. Luego nos explicaron como es el día a día y sus costumbres. Finalmente cantamos y bailamos con ellos su danza tradicional. La típica que saltan mucho de los documentales. En su cultura quien salta más alto se lleva a la mejor moza de la aldea. Una filosofía bastante diferente a la europea sin duda. La excursión duró varias horas, pero al acabar nos sentimos como si los conociéramos a todos de hace mucho tiempo. Sin duda unas personas fantásticas.

Victor junto a Ben y Khal. Al lado, una casa Masai.

23 de Septiembre de 2019, estábamos en un safari en Masai Mara. Era nuestro primer safari y estábamos alucinando cada 10 minutos con los animales. Cada uno tenía sus gustos. Alex se emocionaba con los guepardos, Yuri se asombraba con los leones y Víctor flipaba con las zebras. Cito textualmente frase de Víctor: «Flipo con las zebras tío, es un burro pintado a rayas. ¿Y habéis escuchado como ladra? Es como pisar una bocina.». Hay gustos para todo, pero sí, es un animal curioso.

Como iba diciendo, era nuestro primer día de safari, mañana teníamos otro contratado y encima era el cumpleaños de Yuri. 24 añazos ya y sigue sin saber conducir… (Echadle un ojo a este post y veréis porqué lo digo… ). Durante nuestro safari, fuimos viendo animales y charlando con nuestros guías. Unas personas increíbles. Nuestro conductor Leonard, de la tribu Kalenjin, con una vista de águila y nuestra guía Brandice, de la tribu Masai, súper simpática y no por ello con peor vista que Leonard.

A menudo se metían con nosotros por no ver los animales. Brandice era capaz de ver los animales antes de que nacieran, nosotros a más de 15m del coche no veíamos nada… Por suerte poco a poco fuimos adaptando la visión y viendo más animales. Sin embargo ella se quedó con que Yuri estaba ciego.

Fue gracioso cuando le dijimos que mañana era su cumpleaños. Brandice le dijo, en inglés obviamente, «Entonces te regalaré unas gafas, para que puedas ver animales«. Las risas de Alex y Víctor hacía Yuri fueron notables. Al rato, Leonard nos preguntó si sabíamos volver a casa, al campamento, desde donde estábamos. Cada uno de los 3 apuntó a una dirección diferente. El karma hizo de las suyas y le dio la razón a Yuri, pero bueno, el bulling entre dos se reparte mejor que entre uno solo.

Día C de cumpleaños

24 Setiembre 2019, día del cumpleaños de Yuri. Unos amigos normales le hubieran comprado algún pastel sorpresa o similar. Sin embargo, nosotros nos despertamos 5 minutos antes para ir a su tienda de campaña y tirarle agua para despertarlo al son de «cumpleaños feliz». Lo de las velas y el pastel está muy visto.

Pero como en el fondo somos buena gente nos propusimos no insultar a Yuri en todo el día. Sobre las 9:30h Alex ya incumplió su promesa y lo llamo tonto.

Estábamos viendo unos búfalos y estábamos bastante cerca. Los búfalos estaban jugando entre ellos. De repente, un búfalo empieza una embestida contra otro búfalo. Nosotros estábamos detrás del «otro» búfalo. Leonard, que no le falta experiencia, en cuanto lo vio venir pegó un acelerón para alejarnos de la zona. Y menos mal, porqué el búfalo siguió su embestida hasta donde estábamos nosotros hace unos segundos. Fue entonces cuando Yuri dijo: «¿Qué hace Leonard? ¿Por qué acelera así?». En nuestra humilde opinión la respuesta de Alex fue correcta.

Después de un safari sin más incidencias destacables, volvimos al campamento. Nos duchamos y cambiamos para ir a cenar. Para la cena había pollo en salsa típica de Kenia, no recordamos el nombre, la cosa es que estaba increíble. Repetimos plato varias veces. Después de cenar, estuvimos hablando un rato y Alex dijo que iba a vaciarse por dentro. Una expresión fina de decir que iba a cagar. Total, que Víctor y Yuri se pusieron a ver las fotos del safari.

Al poco rato se fue la luz, desde lejos se oían voces extrañas, luego nos dimos cuenta que eran cánticos Masais. Poco a poco fueron apareciendo varias sombras en el restaurante mientras cantaban de esa manera tan característica de las tribus. Estábamos sin palabras, podría ser tanto una danza de la lluvia, como un sacrificio o una boda. Lo que menos esperábamos fue lo que pasó: Entre la multitud asomaba un pastel con velas. Se encendió la luz y poco a poco la canción fue cogiendo un tono más alegre. Estábamos todos con la boca abierta, especialmente Yuri.

Después de la canción y de presentarle el pastel a Yuri para que soplara las velas, los Masais cogieron a Yuri, le pusieron un atuendo típico y lo sacaron a bailar. Poco después nos fuimos animando el resto poco a poco. Sin duda una experiencia mágica.

Baile Masai. Sobra decir quién es el «muzungu».

Después del baile estuvimos todos comiendo pastel y charlando. Además los Masais le ofrecieron su atuendo como regalo de cumpleaños. Sin duda el mejor regalo que Yuri podría desear, o al menos mejor que nuestro regalo, eso seguro.

Antes de regresar los Masais a casa, Yuri le dio las gracias a todos y cada uno de los miembros de la tribu por su regalo y sobretodo por la experiencia. Fue entonces cuando el jefe de la tribu le dijo a Yuri (traducido al español): «No nos tienes que dar las gracias, para nosotros eres un Masai más. Eres nuestro muzungu Masai.».

Muzungu quiere decir hombre blanco en su lengua. Sin duda un buen apodo para Yuri que a día de hoy aún le acompaña, es nuestro muzungu Masai.

Después de toda esta experiencia, nos dimos cuenta que hacer un safari no es solo ver animales. Es mucho más. Al estar en un campamento como Mara Explorers (pulsa aquí para más info) pudimos conocer a fantásticas personas. Para nosotros Brandice y Leonard no fueron unos simples guías, fueron unos amigos en nuestra aventura.

Nuestros guías Brandice y Leonard junto con nuestro vehículo del safari.

2 respuestas a «Cumpleaños Muzungu»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *